MURO CONTRA MURO MILANIWOOD Ampliar

MURO CONTRA MURO MILANIWOOD

Objetivo del juego: poner en su lado del muro más ladrillos de su color en línea, en diagonal o en conexión.

Los dos jugadores están uno frente al otro y ponen los ladrillos a un lado de la superficie de juego para formar el MONTÓN. Cada jugador elige un color entre verde, fucsia y azul claro (el tercer color sin elegir es neutral). Comienza quien, lanzando el dado, obtiene primero el propio color, y luego el juego sigue con un turno por jugador. El muro debe construirse entre los dos oponentes, cumpliendo la acción que indique el dado. Cada ladrillo se coloca de forma que las dos caras de colores se coloquen en los dos lados del muro en frente de los dos oponentes.

El juego acaba cuando todos los ladrillos se han puesto en el muro.

 Se ganan:

10 puntos para la diagonal más larga (de su propio color por el propio lado del muro); 8 puntos para la línea más larga; 6 puntos para la conexión más amplia.